El fallo de los procesadores de Intel

El fallo de diseño de los procesadores Intel fabricados en los últimos diez años afecta a la seguridad de los equipos, según ha informado The Register.

Este error lo que hace es permitir que los hackers tengan acceso al kernel, que es el centro del sistema en el que se almacenen los datos sensibles del usuario, como lo son las contraseñas. Es un problema grave para los usuarios de Intel, que no son pocos y la solución obliga a parchear los equipos, lo que los va a ralentizar.

La empresa ha reconocido que existe este problema mediante una nota de prensa, aunque minimiza su impacto en ordenadores y señala que no es el único fabricante del mercado que está afectado. Intel ha calificado de «imprecisas» las acusaciones y ha explicado que se está trabajando con otras marcas para poder solucionar este problema global. Han comenzado a trabajar con las plataformas para facilitar los parches que solucionarán el problema y aseguran que esta solución no ralentizará los sistemas.

Parece que la solución a este fallo no será una simple actualización del firmware de la CPU (como es habitual en estos casos), si no que la persona que tenga un chip de estas características tendrá que adquirir un ordenador con otro tipo de procesador o confiar en que las plataformas puedan solucionar este incidente.

Según informa The Register, este fallo afecta a todas las plataformas, tanto Microsoft como Apple, que ya están trabajando en la reprogramación de sus sistemas para aislar el kernel de cualquier acceso no deseado. Tienen previsto publicar el parche el martes de la semada que viene, según informa este medio.

Aunque Intel lo está negando, pero The Register asegura que la solución al problema obligará a ralentizar de forma notable el rendimiento de los equipos afectados, reduciendo la velocidad de los procesadores hasta un 30%. Esta ralentización será notable para usuarios con equipos que ya estén justos de procesador.

¿Cómo es posible que se haya descubierto ahora este problema de seguridad?

Es lo que todos nos estamos preguntando y es la pregunta que más circula por la red. El vicepresidente del Consejo General de Colegios de Ingeniería en Informática, Fernando Suárez admite que «se trata de un problema grave. Hay millones de equipos afectados y es una vulnerabilidad pública y, por tanto, conocida por potenciales atacantes», señala. Recomienda prudencia y tranquilidad, ya que porque los parches o actualizaciones en los que están trabajando los distintos fabricantes podrán hacer frente a este problema.

Mientras tanto, otra gran fabricante, AMD, que es también el principal rival de Intel, ha confirmado que sus chips no sufren este error. Sus acciones se han visto disparadas en Bolsa a la vista del posible incremento de las ventas de sus procesadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *