Un niño acuchilla a su madre tras quedarse sin Internet

Un juzgado de menores de la ciudad de Granada ha ordenado el ingreso cautelar de un joven de 14 años por agredir a su madre con una cuchilla después de quedarse sin conexión a Internet y no poder seguir con sus juegos online, según han informado fuentes judiciales.

El chico declaró ante el juez, y éste decretó como medida preventiva su internamiento en un centro por un periodo de entre seis meses y otros tres más prorrogables. Durante el periodo que permanezca interno, se le examinará para ver si puede tener algún tipo de problema que tenga que ver con la adicción a las nuevas tecnologías y se le ofrecerá un tratamiento adecuado, ya que es un problema cada vez más y más frecuente en la sociedad de las nuevas tecnologías.

Los hechos sucedieron cuando se produjo una avería relacionada con la conexión a la red. El menor le pidió a su madre que le ayudase a solucionar este problema, pero ella no pudo o no quiso y le dijo al adolescente que le dedicaba muchas horas a los juegos a través de Internet y esto ocasionó su pérdida de control. Entonces fue cuando el joven le clavó una cuchilla en la mano.

Tras este suceso, el menor fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores y declaró junto a su madre. En el momento de la declaración el adolescente se vino abajo y se arrepintió de lo que había hecho, pero tanto el juez como el Ministerio Público consideraron que lo mejor para el niño y su madre era el internamiento para observarle y examinarle y así poder darle unos cuidados adecuados y especializados.

Lo cierto es que los casos de adicciones a las nuevas tecnologías y sus consecuencias es algo bastante frecuente en los juzgados de menores de Granada, desde donde se pide a los padres que no protejan a sus hijos si tienen este tipo de comportamientos y que les controlen y pidan ayuda si fuese necesario.

Ya hace un tiempo otro menor le pegó una paliza a su madre ciega y le rompió la nariz por prohibirle el uso del ordenador, después de que el niño llevara tres meses sin apenas dormir, enganchado a un juego online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *